¿Sabes qué cuidados debes tener si sufres de asma?

El asma bronquial es una enfermedad crónica que no tiene cura, pero que puede ser controlada. Con la llegada del invierno las crisis por este mal pueden desencadenarse y afectar gravemente la salud de las personas si no se toman las precauciones necesarias.

Conoce aquí cuáles son los cuidados que debemos tener en cuenta si padecemos de esta enfermedad:

1. Mantener el entorno libre de las sustancias alérgenas. Es clave evitar la exposición a los ácaros del polvo doméstico, presentes en las camas, alfombras y muebles, así como la caspa de los animales, el polen u hongos. También la contaminación, el humo del tabaco y los irritantes químicos.

2. Utilice ropa adecuada según el clima. Si hace frío, abríguese y si hace calor, utilice ropa fresca. Nunca use ropa de lana. Recuerde que el aire frío puede generar una crisis de asma.

3. Asegúrese de tener una alimentación nutritiva y saludable. Consuma líquidos en regular cantidad. Si se trata de un niño, no se deben limitar o eliminar alimentos de la dieta por el asma, a menos que tenga alergias a algún ingrediente. Aunque se tiene la idea de que la leche produce flema, los estudios demuestran que no es así, así que no deje de tomar leche cuando esté enfermo.

4. Practique algún deporte. No olvide realizar siempre ejercicios de calentamiento y estiramiento antes de comenzar cualquier actividad física, e incrementar de a pocos la intensidad del ejercicio a fin de preparar las vías aéreas para el esfuerzo.

5. No fume y aléjese del humo. El tabaco incrementa la inflamación bronquial.

6. Tome la medicación que su médico le haya prescrito. Es muy importante tomar la dosis en la frecuencia y duración indicadas. Nunca abandone el tratamiento antes debe conversar con el médico. Tampoco se automedique con analgésicos o antiinflamatorios (como como la aspirina y el ibuprofeno) ya que alrededor del 10% de los adultos asmáticos son intolerantes a estos medicamentos.

7. Tenga un plan ante una crisis de asma. Pida a su médico que le enseñe a detectar los síntomas de empeoramiento y elabore con él un plan de acción escrito de las indicaciones que debe seguir ante una crisis de asma, ya sea aumentar la dosis de medicamento, tomar otro nuevo o acudir a emergencia.

8. Use bien los inhaladores. Los pasos son: abrir el dispositivo, prepararlo (agitarlo, rotarlo o cargarlo), vaciar sus pulmones de aire, bloquear la respiración, colocar el orificio del inhalador en la boca, inhalar a fondo, contener la respiración de cinco a diez segundos y volver a respirar con normalidad. Si el medicamento contiene corticoide, debe enjuagarse la boca al terminar.

INHALADOR NO CREA DEPENDENCIA

El neumólogo de Solidaridad Salud, Fernando Zarzosa, recordó que los inhaladores no crean adicción ni dependencia. Señaló que los efectos adversos son mínimos y solo entre el 3% o 5% de los usuarios se ven afectados por su uso.

El efecto del inhalador dura entre 4 y 6 horas, tiempo en el cual los músculos se relajan y se abren las vías respiratorias. Sin embargo, cuando la tos regresa se debe volver a aplicar una dosis más del medicamento.

Es el grado de inflamación de las vías respiratorias el que determina el tiempo de uso de un inhalador e incluso si el mismo debe contener corticoides. Si en caso se presentaran taquicardia u otro problema, el médico es quien debe evaluar el caso y disminuir la dosis, pero no siempre es necesario suspender su uso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *