Síndrome piriforme: ¿por qué se confunde con dolor de ciática y afecta más a las mujeres?

¿Cuántas horas pasas sentada al día? No es una pregunta para juzgar, pues muchas veces, nuestros trabajos nos mantienen pegadas a la silla y cuando nos damos cuenta, realmente solo nos paramos para ir a comer o al baño. Sin embargo, estar sentados durante periodos prolongados no sólo afecta a nuestro sistema vascular, también podemos desarrollar el síndrome piriforme, se confunde con dolor de ciática y afecta más a las mujeres.

¿Qué es el síndrome piriforme?

El síndrome piriforme es una afección en la que el músculo piriforme que va del glúteo mayor a la pelvis se inflama y presenta espasmos que presionan al nervio ciático, lo cual, causa mucho dolor y es probable que algunos pacientes lleguen a confundirlo con dolor de ciática. Sin embargo, se puede diferenciar porque este es más intenso en la zona de los glúteos, sobre todo, al momento de sentarse, describe la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

No es tu imaginación, si estar sentada ya se está volviendo insoportable podrías comenzar a padecer este síndrome, el cual, afecta más a las mujeres cuyo trabajo requiere permanecer más tiempo sentadas, presta mucha atención si además presentas alguno de los siguientes síntomas:

– Dificultad para sentarse

– Dolor en la parte baja de la espalda

– Sensación de adormecimiento u hormigueo en alguno de los glúteos

– Dolor intenso que empeora al permanecer sentado, caminar o correr

Aunque permanecer sentados durante periodos prolongados es una de las principales causas, el músculo piriforme también se puede inflamar si haces demasiado ejercicio para aumentar el músculo de los glúteos, levantas objetos muy pesados, sueles subir muchas escaleras, por accidente automovilístico, por sufrir una fuerte caída o realizar un giro de cadera muy brusco.

Es importante consultar con un médico y no pensar que “se te va a pasar”, ya que al estar este músculo tan cerca de la ciática, podría convertirse en un dolor incapacitante.

¿Qué puedo hacer para aliviar el dolor?

Lo más recomendable es que guardes reposo absoluto el tiempo que te indique tu médico

Toma medicamentos contra el dolor como ibuprofeno o naproxeno

Intenta la terapia de hielo y calor

Realiza estiramientos y ejercicio para fortalecer el músculo piriforme

Adopta una buena postura al sentarte, siéntate derecha y evita encorvarte

Si después de seguir estas recomendaciones el dolor persiste, es probable que tu médico te recomiende tomar electroterapia para detener los espasmos que provocan dolor, ya que, de acuerdo con los especialistas, como último recurso quedaría la cirugía, pero más vale evitarla a tiempo, ¿no crees?

Ahora que ya sabes qué es el síndrome piriforme, tomas las medidas necesarias para evitar desarrollarlo si pasas mucho tiempo sentada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *