Tus abuelos son parte de tu felicidad: la razón por la que creciste lleno de amor

Los abuelos son las personas más amorosas de la familia, son los pilares y los elementos más importantes para que todos se mantengan unidos. No es un secreto que consientan a sus nietos incluso más que a sus propios hijos, pero también los cuidan y procuran como si fueran suyos; quieren lo mejor para ellos y les hacen saber que estarán ahí todo el tiempo hasta su último suspiro e incluso después para protegerlos y siempre mantenerlos llenos de amor, aunque ellos ya no estén. El cariño de los abuelos es único, especial e irremplazable; es cálido, es tierno y es eterno; sus consejos y lecciones son enseñanzas para toda la vida que los acompañarán en su camino y, precisamente eso, es mucho más beneficioso de lo que parece, pues los niños son mucho más felices junto a sus abuelos durante su crecimiento y la ciencia (y el amor) lo confirma.

nietos_abuelos_01

De acuerdo con un estudio publicado por London School of Economist and Political Science, para los niños, la relación con sus abuelos tiene un gran impacto en su felicidad y bienestar, claro, aparte de la presencia de sus padres. Para llegar a esta conclusión, los expertos reunieron 45 investigaciones de diferentes familias alrededor del mundo y descubrieron que un niño tiene más probabilidades de crecer feliz si su mamá recibe ayuda de alguno de sus parientes, sobre todo si es de su abuela materna.

De acuerdo con el estudio, la presencia de –por lo menos– un pariente, mejora las tasas de supervivencia de los niños si la madre llega a faltar, por lo que las abuelas se vuelven las responsables del éxito. Asimismo, los expertos descubrieron que, aunque suene difícil de creer, los padres tienen poco efecto sobre la supervivencia infantil.

¿Qué pasa con las abuelas paternas? Según el estudio, estas mujeres también son beneficiosas, sin embargo, no tienen tanto impacto en la supervivencia del niño. Aunque, claro, no quiere decir que no puedan ayudar o que no aportarán nada su nieto.

La presencia de abuelos maternos como paternos es de gran beneficio para el niño, así le quedará claro que tiene amor de sobra y cariño por todos lados, así como apoyo y dulzura. Los abuelos son un elemento fundamental en el crecimiento de cualquiera, por eso no es sorpresa que su presencia provoque felicidad y bienestar de sobra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *